Ventanas

Los mejores tipos de ventanas para tu hogar

En Aluvirefor sabemos lo difícil que puede ser encontrar y comprar ventanas baratas que sean de buena calidad. Y es que, ¿cómo no podría serlo?, si existe una clasificación enorme con numerosas ventajas y diversos precios.

Es por ello que aquí vamos a mostrarte las mejores clases de ventanas para que puedas evaluar cuál se adapta más a tu hogar. Además, compartiremos contigo unos cuantos consejos que pueden ser muy útiles a la hora de elegir.

¡Vamos a ello!   

Tipos de ventanas según el material de fabricación o perfil

Te sorprendería saber los tipos de ventanas que existen. No obstante, cómo la idea es que puedas tomar una decisión sin tener que dudar tanto, vamos a enseñarte algunos de los mejores; de acuerdo a su material, calidad y durabilidad.

Ventanas de PVC

Ventanas de PVC Aluvirefor

Muchas personas aún no saben qué son las ventanas de PVC. Se trata de aquellas que cuentan con perfiles de “policloruro de vinilo”; este último es el significado de PVC. Además, también disponen de un refuerzo de acero en su interior; una característica que las dota de rigidez o firmeza.

Una de las razones por las que usan este material para fabricarlas es porque proporciona:

  • Excelente calidad.
  • Resistencia a cambios climáticos.
  • Alta capacidad de aislamiento acústico y térmico.
  • Facilidad de mantenimiento.

A diferencia de las que están elaboradas con materiales más vulnerables, las de PCV son una muy buena alternativa para casi cualquier hogar. Por otra parte, si quieres conocer el precio de las ventanas de PVC, siempre puedes contactarnos y con gusto te atenderemos. 

Ventanas de aluminio

Las ventanas de aluminio gozan de una gran durabilidad gracias al material con el que son fabricadas. Verás, el aluminio se caracteriza por ser resistente a los factores climáticos y a la corrosión.

Asimismo, también soportan los cambios de temperatura, ya que no tienden a agrietarse, contraerse o hincharse.

De igual modo, pueden soportar enormes paneles de vidrio; lo cual, para algunas personas, podría ser ideal si quieren disfrutar de la luz natural en sus casas. Consulta con nuestro equipo el precio de las ventanas de aluminio clicando aquí.

Comprar ventanas de aluminio

Tipos de ventanas según apertura

Escoger el material que más te convenga puede ser sencillo teniendo en cuenta sus características. No obstante, luego de haber tomado esa decisión, es momento de seleccionar un tipo de ventana según la apertura que tenga.

Aquí te explicaremos, y mencionaremos, algunas de las más prácticas y funcionales que podrás encontrar.

Ventanas correderas o deslizantes)

Las ventanas correderas son las que se componen con 2 o más “hojas practicables”. Las cuales se desplazan de forma horizontal encima de un carril que se encuentra en el marco.

En otras palabras, estos sistemas correderos están apoyados en ruedas con hojas que se deslizan en unos carriles; bien sea a la izquierda o a la derecha. De manera que sea posible abrir el hueco parcialmente, debido a que las hojas no permitirán abrirlo en su totalidad.

Ventanas abatibles

También se les conoce como practicables o batientes y suelen ser unas de las más utilizadas. Esta clase en particular puede tener 1 o 2 hojas que se abren tal y como lo hace una puerta encima de un eje vertical.

Dicha apertura puede hacerse por completo tanto hacia adentro como hacia afuera.  Además, las hojas que posee son fáciles de asear gracias a la accesibilidad que ofrece para ambas caras.

Ventanas oscilantes

Cuando nos referimos a las ventanas oscilantes, hablamos de aquellas que tienen un sistema bastante extendido; en especial, si es combinado con el descrito en el apartado anterior.

Esta clase de ventanas dispone de una hoja que se abre presentando una inclinación ligera hacia la parte interior. La cual deja una abertura pequeña en el área superior por donde puede ingresar aire.

Resultan ideales para espacios reducidos que necesiten un poco de ventilación y no representan riesgo alguno si hay niños pequeños en la casa.

Ventanas oscilobatientes

En términos simples, no es más que una combinación entre las dos ventanas que acabamos de describir.

Es decir, que una ventana oscilobatiente cuenta con dos 2 posiciones; puede abrirse como si fuera una puerta y también permite una apertura con inclinación ligera que deja entrar aire por la parte de arriba.

Otras clases de ventanas

Las que acabas de conocer son algunas de las más buscadas en el mercado, pero, aun así, la lista puede extenderse más. Todo dependerá de tus gustos y necesidades. Sobre todo, porque puedes comprar ventanas a medida o:

  • Pivotantes,
  • Fijas,
  • Elevadoras,
  • Basculantes,
  • Proyectantes,
  • Francesas,
  • Osciloparalelas,
  • Plegables,
  • Combinadas,
  • Y otros tipos de ventanas con aperturas diferentes.

Consejos para elegir y comprar las mejores ventanas para tu casa

Ahora bien, vamos a darte algunos consejos para elegir las ventanas para tu casa, ya que pueden ayudarte. En particular, si es primera tu primera vez y no tienes idea de qué debes tener en cuenta antes comprar ventanas.

  1. Dale la importancia que me merece al material o tipo de perfil que tendrán tus futuras ventanas; sean de aluminio, PVC u otro material. Debes tener en cuenta cómo es el clima en dónde vives, el sol, la exposición que tendrán y todo lo que las afectará cada día de forma directa.
  2. El acristalamiento también es fundamental, ya que influirá en las prestaciones que pueda brindar. Lo más recomendable es que te decidas por un doble acristalamiento con cámara para poder conservar mejor el calor en tu hogar. Si tienes más dudas, podemos asesorarte al respecto.
  3. Evalúa bien las dimensiones del hueco en donde necesitas colocar la ventana. Así como el nivel de ventilación que deseas o necesitas y el espacio disponible por dentro y por fuera de la misma. Esto te ayudará a seleccionar una con el tipo de abertura más conveniente y acorde al lugar en donde será instalada.

Si nos centramos en lo esencial, estas tres recomendaciones te pueden ser útiles para tomar la decisión correcta. Aunque también hay otros aspectos como la forma de las ventanas, la estética en general y la eficiencia energética que también debes evaluar.

Cada aspecto mencionado va a depender de tus necesidades y preferencias. Además, siempre puedes contar con nuestra asesoría durante todo el proceso.

Preguntas frecuentes

¿Cómo sacar una ventana?

Para responder esta pregunta no podemos dejar de utilizar la palabra “depende”. ¿Por qué? Porque depende del tipo de ventana que quieras o necesites sacar, el material con el que esté fabricada y el lugar en donde se encuentre.

Bien sea que la quieras sacar para limpiarla o cambiarla por una nueva, el proceso puede ser diferente dependiendo del caso.  A modo de ejemplo, aquí podrás ver un vídeo en donde muestran cómo cambiar ventanas para que te des una idea.

Sin embargo, si necesitas sacar las ventanas en tu casa, lo más recomendable es acudir a un profesional.

¿Cómo pintar una ventana?

El pintar ventanas de diferentes materiales requiere considerar algunos aspectos con antelación. Por ejemplo, el material que posee la estructura, el tipo de ventana y el efecto que se desea conseguir; incluso el color que tienen las paredes que la rodean.

Al igual que en el apartado anterior, lo más conveniente es contratar a un profesional para ello. No obstante, si quieres renovar las ventanas de tu hogar, puedes ver en este vídeo un método para pintarlas.

¿Cómo fabricar una ventana?

No queremos pecar de repetitivos, pero es que las cosas como son. Y como nos interesa que siempre tengas los mejores resultados, lo mejor es dejarle este tipo de tareas a los expertos en la materia; ya que cuentan con la experiencia y los equipos necesarios.

Aun así, como apoyamos a quienes quieren innovar en casa con ideas prácticas e incluso fabricar sus propias ventanas, puedes chequear este vídeo. En él te enseñan cómo hacer una ventana de aluminio.

¿Qué te ha parecido nuestra guía? Esperamos que te haya ayudado a elegir las mejores ventanas para tu piso o casa e incluso la oficina si es tu caso. ¡Hasta una próxima entrega!