La historia del aluminio

El aluminio es un material joven que ha revolucionado nuestra forma de vida de tal manera que ya no podríamos mantenerla sin él

El aluminio es un elemento químico abundante en la corteza terrestre, pero no se encuentra en estado puro. Este metal se extrae de un mineral llamado bauxita, a través de una serie de procesos. Dadas sus propiedades físicas, químicas y mecánicas el aluminio está presente en casi todo lo que nos rodea: aviones, barcos, coches, ventanas, envoltorios, latas de refresco, cables eléctricos, pero ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

Historia del aluminio

Historia del aluminio

1782 – Antoine Lavoisier, creador de la química moderna, sospecha que en la corteza terrestre abunda un óxido de un metal desconocido.

1808 – Sir Humphrey Davy descubre el aluminio como elemento creando una aleación con hierro. Le pone como nombre “aluminium”.

1821 – Pierre Berthier descubre la bauxita, mineral que contiene gran cantidad de aluminio y la llama así debido a la región de Les Baux (Francia).

1825 – Hans Christian Ørsted consigue aislar aluminio como una amalgama con muchas impurezas. También describe el aluminio como elemento con capacidades electromagnéticas.

1827 – Friedrich Wöhler mejora el proceso de Oersted consiguiendo un polvo muy fino. Logra determinar la densidad y ligereza del aluminio.

1855 – Henry Sainte-Claire Deville obtiene y exhibe el primer lingote de aluminio puro al 97% durante la Exposición Universal junto a las joyas de la corona francesa. Su producción era tan costosa que el aluminio se consideraba un metal muy valioso.

1884 – William Frishmuth coloca una pirámide de 2,80 kg de aluminio como coronación del Monumento a Washintong. Esto suponía el mayor objeto de aluminio puro en la historia, siendo el precio del metal en esa época parecido al oro y la plata.

1886 – Charles Martin Hall y Paul L.T. Héroult descubren por separado y casi simultáneamente un proceso de electrólisis para obtener aluminio a partir de la alúmina económicamente viable.

1889 – Karl Josef Bayer halla un procedimiento para extraer alúmina a partir de la bauxita. Como consecuencia, los precios del aluminio comienzan a bajar drásticamente y aparecen las primeras aplicaciones.

1960 – Se comienza a recilar el aluminio, ya que el coste de reciclaje es un 95% menor que el de su extracción desde la bauxita. De ahí que el ciclo de vida del aluminio sea redondo.

También te invitamos a leer: Cuando se empezó a utilizar el vidrio como ventana