Nueve pasos para limpiar persianas

Sin importar de qué material sean tus persianas, a continuación te ofrecemos nueve consejos para dejarlas relucientes  y mantenerlas en buen estado por más tiempo

Ya sean de madera, PVC, aluminio o tela debes seguir los siguientes pasos para conseguir limpiar tus persianas y brindarles un buen mantenimiento que aumente su vida útil.

  1. Para quitarles el polvo, cepílla tus persianas con un cepillo de cerdas suaves de lado a lado. Limpia lámina por lámina.

 

  1. Para arrastrar el polvo y suciedad más adherido a las láminas, puedes utilizar un plumero de lana. Inicia esta tarea desde la parte superior de la persiana y baja, listón a listón.

 

  1. Si las persianas tienen láminas verticales, usa el aspirador con el cabezal en forma de cepillo. Aspira de arriba hacia abajo con cuidado para no desenganchar los listones.

 

  1. Utiliza una esponja de caucho o una esponja seca para quitar el polvo y los residuos de tejidos que hayan podido quedar en las láminas. Este tipo de esponjas se consiguen en las tiendas de pintura. Las persianas de vinilo quedan relucientes cuando se limpian con este tipo de esponja.

 

  1. Las persianas de madera pueden humedecerse, pero nunca remojarse. Si haces esto último se hinchan y pierden su forma. Si están muy sucias puedes limpiarlas con un trapo húmedo que se frota suavemente en cada lámina. Luego puedes pasarles un trapo seco para quitar los restos de humedad.

 

  1. Para quitar manchas, puedes rociar en un paño húmedo un jabón neutro suave y frotar la mancha hasta que desaparezca. No rocíes el producto directamente sobre la persiana.

 

  1. Si las persianas son de tela y han acumulado mucha suciedad no dudes en llevarlas a la tintorería. Cerciórate de que sea una buena tintorería que haga ese tipo de trabajos.

 

  1. Nunca la laves tus persianas con un chorro de agua o con la manguera. A la hora de limpiar las persianas también se trata de que sobrevivan a la limpieza. Si buscas lavarlas a profundidad, desmóntalas y frótalas en la bañera listón por listón y luego sécalas muy bien con un trapo absorbente y suave.

 

  1. Para limpiar persianas de metal o vinilo: si tienes un patio, puedes sacarlas y colocarlas sobre una pequeña alfombra o un trozo de tela y pasarles un cepillo de cerdas suaves impregnado en agua y lavavajillas. Frótalas de lado a lado y después dale la vuelta y cepillas por el otro lado. Luego de este paso, enjuágalas con agua limpia y pasa dos veces los dedos por los listones para evitar que queden manchas. Finalmente cuélgalas para que se sequen al sol.

 

Productos para limpiar persianas

  • Para las persianas de madera: lo más recomendable es usar un producto especial para limpiar madera o parqué. No uses mucha agua para este tipo de persianas porque el material se hincha y se daña. Basta con un trapo humedecido.

 

  • Para las persianas de PVC o de plástico: puedes usar agua mezclada con un jabón neutro. En el caso de que las manchas sean muy fuertes, utiliza un poco de desengrasante o lavavajillas.

 

  • Para las persianas de metal: Pásales un trapo seco o un plumero de lana para quitar el polvo y, luego, con un trapo humedecido en alcohol de 90% limpia la suciedad más adherida.

 

Si quieres reparar tus persianas en Aluvirefor contamos con personal especializado en carpintería de aluminio y años de experiencia. Pide un presupuesto sin compromiso. ¡Contáctanos!

 

TAMBIÉN PUEDE LEER: Mantenimiento de persianas de aluminio