Primeros auxilios en el hogar

Los primeros auxilios son una medida temporal que se toma para salvar vidas, prevenir lesiones adicionales y aliviar el sufrimiento hasta que se brinde atención médica calificada por especialistas.  En nuestro hogar la precaución y anticipación de un hecho lamentable como lo es, una quemadura, una cortada, un golpe fuerte a algún familiar o a nuestra persona, es bueno saber que hacer y que usar para evitar riesgo de complicaciones, por lo cual aquí te dejo las formas mas responsables y correctas.

 Reglas generales:

 Siempre tenga a la mano número de emergencias y ambulancia de la zona.  

 Asegúrese de que ni la víctima ni usted estén en peligro. 

 Si es posible, deje a la víctima donde está hasta que sea examinada. Si tiene que moverlo, hágalo con extrema precaución. 

 Si la víctima está vomitando, acuéstelo de costado para evitar asfixia. 

 Si la víctima no respira, dele respiración artificial. 

 Cubra a la víctima para que no se congele, protéjala de la lluvia y la nieve. 

 Venda y asegure el órgano lesionado. 

 Elija el método de transporte más adecuado. 

Pérdida de consciencia

 Asegúrese de que la víctima esté consciente. 

 Si está inconsciente, verifique si está respirando. 

 Si no respira, vacíe su nasofaringe. Jale su mandíbula inferior hacia adelante. Incline su cabeza hacia atrás de modo que su barbilla quede por encima de la nariz. Jale su lengua hacia adelante para que no cubra la nasofaringe. 

 Si la víctima no respira, aplique respiración artificial. 

Detener el sangrado:

 Casi cualquier sangrado se puede detener aplicando un paño limpio doblado en varias capas. Venda la herida y apriétela firmemente. 

 Si el sangrado continúa, la arteria debe presionarse contra el hueso por encima de la herida: en el brazo, en el medio entre el codo y la axila, en la pierna, en el pliegue entre el torso y el muslo. 

Detener el sangrado arterial (el más peligroso) mediante la aplicación de un torniquete: 

 Haga un torniquete con una pieza de tela de al menos 5 cm de ancho (no use cuerda, nailon, medias de mujer, alambre); 

 Coloque el torniquete en la parte lesionada de la extremidad directamente encima de la herida para que no se deslice al apretar; 

 Envuelva la tela dos veces alrededor de la superficie y coloque un extremo de la tela sobre el otro, y luego pase uno debajo del otro; 

 Tome un palo corto y resistente, colóquelo a través del semi-nudo de la tela y ate ambos extremos sobre el palo con un nudo; 

 Gire el palo para que el torniquete quede apretado. Gírelo hasta que deje de sangrar; 

 Ata un trozo de tela alrededor del palo y asegúralo alrededor de la extremidad para que el torniquete quede bien sujeto. 

 Se coloca una nota debajo del torniquete indicando la fecha, hora y minutos de su imposición. El torniquete se puede utilizar durante 1,5 a 2 horas, de lo contrario, la extremidad morirá. Durante este tiempo, la víctima debe ser trasladada a un hospital. 

Lesiones abdominales:

 Cubra la herida con una venda de tela limpia. Si los intestinos u otros órganos internos se han caído, no intente volver a colocarlos en su lugar. 

 Dele a la víctima la posición más cómoda. Coloque una manta enrollada debajo de las rodillas dobladas para aliviar la presión sobre la pared abdominal. 

 No le dé de beber a la persona, incluso si necesita agua. También está prohibido comer o fumar. 

Descarga eléctrica:

 Desconecte la energía eléctrica (solo opere con las manos secas; nunca use aparatos eléctricos en un piso, banco o mesa mojados). 

 Si es imposible cortar la corriente, retire el cable de contacto de la víctima con un objeto seguro (debe ser de un material que no conduzca o conduzca mal la corriente eléctrica). Un palo, un periódico doblado, zapatos con suela de goma, zapatillas de deporte, ropa: todos estos artículos se pueden usar siempre que estén secos. 

 Nunca toque a la víctima hasta que haya apagado la corriente o haya quitado el cable. 

 Vea si la víctima está respirando. Asegúrese de que las vías respiratorias estén despejadas. Aplicar respiración artificial si es necesario. 

 Si la víctima está inconsciente, pero respira, colóquela en una posición segura. 

Quemaduras:

 Las quemaduras solo se pueden rociar con agua fría limpia. Déjelo fluir durante unos diez minutos hasta que desaparezca el dolor. 

 Nunca abra una ampolla que se haya formado sobre un área de piel escaldada. 

 Nunca quite las partículas de ropa adheridas a la quemadura. 

 Aplique un vendaje estéril en el área afectada del cuerpo. 

 Aplique lociones de solución de ácido bórico en los ojos quemados (por 1 vaso de agua, media cucharadita de ácido bórico). 

 Si la quemadura con ampollas cubre un área más grande que la palma de su mano, lleve a la víctima a un centro médico o llame a una ambulancia. 

 Dele a la víctima mucha bebida: té con azúcar, zumo de frutas, agua con sal diluida (2 cucharaditas por 1 litro). 

Te invitamos a ver: Tips para mejorar tu cocina